Texto

Estás pensando en vender tu propiedad? Sebastián Babarro Real Estate. Corredor y Martillero Público. CUCICBA MN 6046.

BANNER SUEÑOS


www.sebastianbabarro.com

Lo Último

Facebook Fan Page

Redes

Instagram
Houzz

lunes, 16 de diciembre de 2013

Cómo cierra tu 2013?

Cuando llega esta época del año, uno debe detenerse unos momentos y analizar cómo ha sido su labor profesional. Estos minutos de reflexión seguramente servirán de motor estratégico para el próximo calendario. No importa que estemos cansados, no importa que lleguen en breve las fiestas o las vacaciones tan merecidas. Es solo unos minutos y todo quedará perfecto para arrancar todo a tu regreso.
Esta disciplina la aprendí en varias empresas de gran trayectoria en donde se realizaba una evaluación de cada unidad de negocio por separado, de cada integrante y de cada objetivo en forma individual y grupal. En estas empresas, se premiaba a los mejores y se ayudaba a mejorar al resto. Nunca se castigaba ya que un buen líder no castiga sino que por el contrario motiva, enseña, reflexiona y potencia las capacidades de cada integrante de su equipo.
Fijar objetivos medibles es sin lugar a dudas una de las mejores maneras de entender cómo trabajamos. Los objetivos deben ser claros, concretos, medibles y sobre todo factibles. De nada sirve ponernos objetivos inalcanzables para que cuando llegue el momento de evaluarnos nos desalentemos y perdamos interés en el proceso de análisis. Tenemos que ir despacio pero a paso firme y constante.
Algo que recomiendo es nunca poner objetivos inalcanzables (desconocidos) y JAMAS te evalúes solo a fin de año. Los objetivos se planifican en estas épocas y se analizan por mes, bimestre o trimestre según el tipo de empresa, el puesto, el presupuesto y sobre todo el contexto en el que te manejas. Con contexto me refiero a que si el mercado se encuentra en constante movimiento, nosotros debemos acompañarlo, no podemos quedarnos fijos en una foto, esa es una situación determinada para ese momento determinado. Sepamos que hoy todo cambia a la velocidad de la luz, el mercado, las políticas, los clientes, las necesidades, etc.
Debemos estar alertas, siempre actualizando nuestra estrategia de negocios.
Qué pasa si somos nuevos y estamos por emprender nuestros primeros pasos en un proyecto personal. Cómo proponer objetivos si no tenemos historia o cómo no equivocarnos al definirlos?, de la única manera posible, investigando, preguntando y estudiando. Hay amigos, colegas, diferentes fuentes de información que nos proveen los datos necesarios para conocer el mercado, las ventas, las estrategias, los líderes o el market share de cada uno de nuestros futuros competidores.
Cuando comencemos debemos tener en cuenta que nuestra planificación debe ser bien segmentada. No debemos meter todo en la misma bolsa ya que de esta manera, al segmentar, vamos a poder evaluar cada ítem en cuestión por separado.
En nuestro caso, el de Martilleros y Corredores Públicos debemos en lo posible dividir la estrategia en diferentes rubros. Por una lado debemos evaluar nuestra MARCA, definir cómo posicionarla y cómo generar liderazgo en determinada categoría y cuando hablo de ser líder en una categoría hablo de que seguramente al comienzo no seamos excelente en todo, seguramente debamos aprender mucho, debamos dedicarle tiempo al análisis, a la capacitación y sobre todo apostando a ser cada vez mejores profesionales.
Al comienzo lo ideal es tener analizado tu FODA ya que esta herramienta nos brindará una ubicación exacta de nosotros en el contexto. Conoceremos nuestras fortalezas y nuestras debilidades y eso lo que debemos saber cómo la tabla del 1.
Si conozco mis fortalezas seguramente podré posicionar mi marca personal en alguna de esas variables diferenciadoras eso nos genera oportunidades de negocio. Por otro lado si conozco mis debilidades, no lo tomo como amenaza, lo tomo como alerta, un alerta a no descuidar determinados aspectos que no me juegan a favor y en lo posible a aprender de ellos, conocerlos y modificarlos. Nunca olvidemos que uno tiene que aprender todos los días, nunca te dejes estar, el mercado corre y no podes quedarte atrás.
Cuando empiezo a evaluar mi futura estrategia, enseguida me detengo en determinadas variables que no puedo dejar de tener en cuenta como por ejemplo:

  1. Cuantos contactos activos tengo? Tengo el mail, el teléfono, cuenta en redes sociales?
  2. Cuantos colegas para futuras alianzas conozco? Son referentes en otras zonas?
  3. Cuantos colegas me conocen? Saben por qué me eligen mis clientes?
  4. Cuál es mi diferenciación? Me considero un buen agente inmobiliario?
  5. Cuál es mi zona de influencia?
  6. Tengo claro cómo voy a segmentar almercado?
  7. Voy a trabajar solo en exclusiva?
  8. Cuantas propiedades en venta hay en mi zona? Cuáles son las fuentes de información?
  9. Cuantas firmas inmobiliarias conviven en esa zona? Son nuevas o de larga trayectoria?
  10. Qué tipo de propiedades hay a la venta en mi mercado local?
  11. Cuál es el precio del m2 promedio para cada tipo de dominio?
  12. Tengo profesionales de confianza para trabajar (Abogado, Contador, Escribano, Arquitecto, etc.)
  13. Cuanta gente necesito para comenzar? Conozco gente que quiera trabajar conmigo?
  14. Estoy informado y actualizado de todas las disposiciones legales e impositivas vigentes?
  15. Cuál es la inversión inicial y en qué plazo se recupera?
  16. Tengo listo mi plan de Marketing?  (Marca, Web, Cartelería, Redes Sociales, Posicionamiento, Portales de publicación, etc.)
Estas serían solo algunas ya que al comienzo son muchas las preguntas que uno se hace y cuantas más sean mucho mejor. El conocimiento no ocupa lugar y nos da ventaja competitiva.
Hay que recordar también que una vez que empezamos y estamos en el camino debemos analizar otras variables como:

  1. Cuantos clientes nuevos conocí y cuál fue el canal de contacto?
  2. Cuantas propiedades de esos clientes tase?
  3. Cuantas autorizaciones de venta logre?
  4. Cuantas reservas obtuve y de ellas cuales cayeron y por qué?
  5. Cuantas ventas cerré y en qué plazos?
  6. Qué tipo de propiedades quiero tener y cuáles tengo?
  7. Que opinan mis clientes de mi servicio?
Y tantas otras como creas necesarias para estar preparado para proyectar nuevas etapas.
No olvides que estas preguntas te las debes hacer de manera frecuente para no llevarte sorpresas al finalizar el calendario laboral.

Para cerrar la nota creo que todo profesional, nuevo emprendedor, debe saber que los éxitos no llegan solos, que una matrícula no es sinónimo de  facturación y que la experiencia no es solo consecuencia de los años.
Hay que capacitarse, ser constantes, perseverantes y sobre todo hay ser que honestos con el resto y con uno mismo. Si te emprendes en un proyecto desde el corazón, quédate tranquilo, el fruto llegará y podrás disfrutar del esfuerzo.

Saludos y que cierren este 2013 disfrutando de absolutamente todo lo vivido, lo bueno y lo no tan bueno. Todo sirve, de todo se aprende, ESA ES LA VIDA MISMA, UNA ENSEÑANZA CONSTANTE… ;)

www.facebook.com/BabarroSebastian


PageShare

Entradas populares